Finaliza el trabajo de campo del proyecto BOTROPANDES

“Far over the misty mountains cold”, así rezaba la canción entonada por los enanos en El hobbit de JRR Tolkien… y a través de unas montañas parecidas han tenido que viajar los investigadores del proyecto BOTROPANDES para colectar plantas y datos sobre los bosques tropicales montanos de la Cordillera de Los Andes, ya que dicho proyecto estudia las plantas leñosas (árboles, arbustos, lianas, helechos y palmas) a lo largo de gradientes altitudinales (3000, 2000 y 1000 m) desde una perspectiva taxonómica, funcional y evolutiva.

El proyecto inició en 2015, año en el cual se realizó trabajo de campo en el Parque Nacional Podocarpus (Ecuador), y continuó durante 2016 en el Parque Nacional Río Abiseo (Perú), en las cotas de 3000 y 2000 m. Sin embargo, las dificultades logísticas encontradas en el último lugar impidieron concluir el trabajo en 2016 y obligaron a hacer un parón, habiendo culminado el trabajo hace escasas semanas tras estudiar la cota de 10000 m.

Picture1De izquierda a derecha: lugares de trabajo; P.N. Podocarpus (Ecuador); lancha surcando el Río Abiseo en el P.N. Río Abiseo (Perú).

El trabajo realizado durante largas jornadas ha sido enorme y ha incluido la instalación de parcelas, el inventario y la toma de muestras vegetales para herbario y análisis funcionales, fotos hemisféricas… ¡habiéndose inventariado más de 18000 individuos y realizado más de 4200 colectas! Pero quizás lo más impresionante hayan sido las circunstancias que lo han envuelto: exploraciones y trabajo en lugares muy aislados cuyo acceso ha requerido de 3 o 4 días desde la ciudad más cercana, el uso de mulas para atravesar la puna, lanchas para surcar ríos y porteadores para cargar materiales y comida; la instalación de campamentos en los que se ha vivido de forma ininterrumpida durante 30 o 35 días -incluso 60 días en una campaña en Perú-, condiciones climáticas adversas… Como recompensa, hemos tenido el privilegio -al alcance de muy pocos- de haber trabajado en bosques primarios vírgenes, encontrado especies muy raras (de las cuáles confiamos en que algunas sean nuevas para la ciencia) y contemplado paisajes de ensueño.

Picture2

De izquierda a derecha: Gabriel Carvalho -camiseta blanca- y Guillermo Bañares -impermeable naranja-, estudiantes de doctorado de la Universidad Rey Juan Carlos de España, explorando para instalar parcelas en el P.N. Río Abiseo de Perú;  Guillermo tomando fotos hemisféricas; medición del peso seco de las muestras.

En la actualidad estamos inmersos en un reto igual de titánico o más que el trabajo de campo: la medición en laboratorio de rasgos funcionales, la identificación taxonómica de los individuos y el análisis de los datos. En este sentido, somos muy optimistas y pronto esperamos ir comenzando a publicar nuestros resultados y conclusiones, de manera que contribuyamos al conocimiento y la conservación de los bosques tropicales montanos, unos ecosistemas fascinantes pero todavía bastante desconocidos. ¡Os mantendremos informados!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top